jueves, 10 de septiembre de 2015

Partes de mí hacia otras partes de mi....

Equilibrios, veladuras y sostenes...

Entre túneles con posibilidad de rodar.... 

Paisaje con carrito rodante... 


Equilibrios

A la Gran Madre de Mi Gran Hombre

Camino a la Independencia




lunes, 7 de septiembre de 2015

martes, 20 de agosto de 2013

Animación con plastilina

Compartimos una tarde de madre e hija junto al arte exquisito de Diana Dreyfus y Diana Yael...

video
 
 



lunes, 1 de julio de 2013

2013 Acerca de Una Posible Metáfora

Instalación Visual Sonora realizada en la Sala Aída Caraballo del IUNA como Trabajo Integrador Final
 del Posgrado en Lenguajes Artísticos Combinados








video

domingo, 4 de marzo de 2012

sábado, 16 de octubre de 2010

jueves, 2 de septiembre de 2010

funeRAL sonoro



Instalación visual sonora con trabajo performático representando una metáfora, donde la vertiginosidad de la vida cotidiana, las crisis, los cambios y la incertidumbre, hacen que lleguemos al aislamiento auditivo.
De cómo nos vemos en la necesidad de "seleccionar" nuestra escucha para preservarnos en una vida digna
y no caer en la locura social.

 Asociación Ligure de La Boca, 28 de agosto de 2010

lunes, 12 de julio de 2010

Autorretrato Corpocinético

“El lenguaje de mi silencio no calla mi percepción.
El lenguaje de mi silencio tampoco calla mi movimiento.
El lenguaje de mi silencio es solo el irreductible silencio estructural de lo mudo.
No es un silencio impuesto por una palabra no dicha.
Ese silencio es de lo acallado, de lo silenciado.
La palabra no dicha a veces es necesaria…
Pero mi silencio es de otra naturaleza.
Mi silencio está vinculado justamente con la naturaleza.
Mi silencio audible viene de mi prehistoria.
Viene de las mujeres que me antecedieron, de ellas y del mar.
Mi silencio audible viene justamente del alta mar…

No hay casualidades, hay causas…
¿Será que mi acercamiento al psicoanálisis fue en la búsqueda
de revertir ese silencio de lo acallado,
para que lo no dicho ingrese en el campo de lo enunciable?
¿Será que mi acercamiento al arte surgió como semblante encubridor,
al remitir a la palabra implícita, a lo velado,
a lo que no encontró cabida en las palabras porque su índole no era compatible con ellas?

El silencio se presenta o irrumpe.
En mí irrumpió como un acto de aparición.
Se hizo patente bajo la falta, bajo la necesidad…
como una ofrenda muda que me recondujo también hacia lo mudo.
Lo silenciado: mi secreto preservado, conscientemente a veces, otras no tanto…
Lo silencioso: eso que no remite a la palabra que falta,
sino a lo que le falta a la palabra; a su resto.
  El silencio, acá, ya es silencio extremo.
Enunciarlo, denunciarlo como presencia,
me exigió dejarme ganar por lo mudo, precipitarme en lo mudo.
El acceso al silencio extremo y no por elección, fue un contacto con mi propia precariedad,
con el vacío inevitable, donde la parálisis obliga a cambiar de sostén.
Fue entonces necesario exponer mis raíces imperiosas del mandato familiar… y decidir…
Fue entonces que entendí que lo acallado, lo silenciado,
es siempre complemento de lo callado, de lo silencioso.

Hay un momento en que las palabras se detienen.
Las palabras pueden detenerse ante lo que no se tolera decir.
Eso es una pausa, es algo que no se presta al decir.
Los movimientos también se detienen…
Los movimientos también se detienen a partir del trazo marcado por mi cuerpo.
¿Mi movimiento estará asociado con mi silencio, con el silencio mudo de lo no audible?
Hoy ya no.
Hoy ya no porque algo cambió.

Intentar ser humana, pareciera que implicó, tratar de hacer algo con la "nada".
Manifestarme de alguna forma a partir del extremo silencio soportado.
Hice. Construí, cree, me procree.
Terminé por darme cuenta que el silencio
que en primera instancia estimé tan extraño era, en verdad, mi más íntimo silencio.
Sólo donde la nada, con su insinuación,
logra verse legitimada como suelo fecundante de su humanidad,
ahí, y solo ahí, adviene el sonido”.
                                                                     Mirna Altomare Nesca, Julio de 2010